Gatos y toda la información sobre los gatos - elMundoGatos.com
Burmese

Burmese

Personalidad

Los criadores y los aficionados documentan que los Burmeses son divertidos, juguetones y super inteligentes, los gatos perfectos para el hogar, la oficina, la tienda, cualquier lugar donde la gente necesita amor y entretenimiento. Son tan activos como los Siameses y les encanta jugar. Gatos devotos, leales y cercanos a las personas.

Los criadores documentan diferencias de temperamentos entre machos y hembras. Las hembras son muy curiosas, activas y emocionalmente muy involucradas con sus dueños. Los machos aman a sus humanos también, pero son más plácidos. A ellos les gusta relajarse, por lo general, por encima de cualquier cosa que estés haciendo. Ellos toman la vida como viene. El único tema del que están apasionadamente preocupados es la comida elegida y cuando se servirá.

Los Burmeses tienen una voz peculiar, y suenan un poco como si un gato se quedara ronco de hablar demasiado. Los Burmeses no son tan habladores como sus vecinos Siameses, a menos que estén en celo. Cuando tienen algo que decir, sin embargo, repetirán el mensaje hasta que saques tu traductor universal felino/humano y te ocupes de lo que les esté molestando.

Historia

La moderna saga Burmese empezó en 1930 con una gata llamada Wong Mau. Este felino marrón fue traído a los Estados Unidos desde Yangon, Myanmar (el antiguo Ragoon, Burma). Algunas fuentes dicen que Wong Mau fue traída a los Estados Unidos por un marinero y fue entregada a un doctor de la marina americana llamado Dr. Joseph Thompson. Otras fuentes dicen que el propio Dr. Thompson trajo a Wong Mau de Myanmar. Esto último es probablemente cierto, dado al interés del Dr. Thompson por el lejano oriente y sus gatos.

Thompson pasó tiempo como monje budista en el Tíbet y se fascinó con los gatos de pelo corto y marrón que abundaban en el área. Estos felinos, llamados gatos de cobre en su región nativa, han estado alrededor del sudeste asiático durante siglos. Eran descritos e ilustrados en el libro tailandés “Cat-Book Poems” que data entre 1350 y 1767. Como dice la leyenda, el Burmese es un descendiente de una raza que fue adorada en templos Burmeses como encarnaciones de dioses. El libro “Cat-Book Poems” también muestra fotos de gatos Siameses y Korat, indicando que estos gatos existieron como separadas y definibles razas siglos atrás.

Thompson estaba tan conquistado con el singular pelaje marrón de Wong Mau y su encantadora personalidad, que se propuso determinar su mezcla genética y crear un proyecto científico de cría para poder crear más ejemplares exactamente como ella. Puesto que ningún ejemplar masculino hizo el viaje y puesto que el Dr. Thompson también crió gatos Siameses, Wong Mau fue cruzada con un gato Siamés nombrado Tai Mau. El resultado fueron unos gatitos que vinieron en tres variaciones de color: beige, marrón y moteados.

Durante su investigación, Thompson descubrió que Wong Mau era un híbrido Siamés, mitad Siamés y mitad Burmese. Los gatitos sable (marrones) se cruzaron entre sí o con Wong Mau. Se descubrió que el gen Burmese responsable del color sable era un miembro de la serie albina del gen. El gen Burmese hace que el negro sólido aparezca marrón sable oscuro al reducir la cantidad de pigmento en el cabello. Hoy en día, ese punto de color no es notable en los adultos, pero en cierta medida es notable en los gatitos Burmeses.

El CFA acepto a los Burmeses en 1936. Otros criadores importaron algunos gatos más de Burma para aumentar la reserva genética, pero el cruce con Siamés continuó en los años 1930 y 1940. Los criadores de Siameses, sin embargo, no estaban contentos con el descubrimiento del doctor. En lugar de considerar a Wong Mau una nueva y excitante raza, pensaron que ella era simplemente un Siamés de escasa coloración y creían que si se le aceptaba como gata de lujo, engendraría a muchos más gatitos híbridos de poco color.

Los híbridos de gatos Burmeses/Siameses se vendían como purasangre Burmeses, causando una gran confusión. Debido a la protesta y debido a la confusión de lo que constituía un Burmese y lo que constituía un hibrido Burmese/Siamés, el FFA retiro el reconocimiento de los Burmeses en 1947. Las otras asociaciones no lo hicieron.

A pesar del contratiempo, los criadores Burmeses siguieron trabajando en ello desarrollando la raza. Después de mucho esfuerzo de los criadores y los aficionados, el FFA restableció el Burmese para reconocimiento en 1953, y para campeonato en 1957. La renovada aceptación se basó en un nuevo estándar que permitió solamente los colores densos del pelaje, sin marcas.



Conformación

El estilo del cuerpo del Burmese ha cambiado con los años. El estándar de 1953 describía a los gatos Burmeses como “medios, delgados, largos”. En 1957 el estándar se cambió a “mitad de camino entre pelo corto doméstico y Siamés”, las palabras “algo compacto” se añadieron al estándar en 1959. La palabra “algo” fue eliminada un poco más tarde. Desde entonces, el estándar se ha mantenido prácticamente sin cambio.

Durante los últimos 20 años, más o menos, se ha desarrollado una diferencia de opinión entre los criadores en cuanto a la figura favorecida de la raza. Un grupo prefiere el Burmese Europeo, con hocicos más largos y estrechos, con una rotura de la nariz menos pronunciada y una cabeza ligeramente más estrecha. Otros prefieren el Burmese Contemporáneo, con hocico más corto y ancho, ruptura pronunciada de la nariz y la forma de la cabeza más grande y redonda. Debido a esto existen dos tipos de conformación hoy en día. En el CFA, el Burmese Europeo acaba de ser aceptado como una raza por derecho propio en la clase miscelánea. (La división internacional muestra que son elegibles para campeonatos). En CFF, CCA y UFO, la raza se reconoce con el nombre de Burmese Extranjero. TCA reconoce el Burmese clásico y tradicional.

Una de las principales diferencias entre las dos razas, además del tipo de cabeza y cuerpo, es que el Burmese Europeo existe en colores adicionales. Debido a que el Burmese se cruzó con ramas de Siameses Europeos que poseían el gen rojo, los colores rojos y crema fueron introducidos, produciendo seis colores adicionales.

Precio gatitos

Entre 400€ y 700€.

Características de Burmese

General La impresión general del Burmese ideal sería un gato de tamaño mediano con estructura ósea de gran relevancia, buen desarrollo muscular y sorprendente peso para su tamaño.
Cuerpo Talla mediana, musculoso, aspecto firme, pecho ancho y redondeado, el nivel de la espalda desde el hombro hasta la cola.
Cabeza Agradablemente redondeada, sin planos lisos, rostro entero, hocico ancho, corto y bien desarrollado. De perfil, ruptura visible de la nariz y barbilla firmemente redondeada.
Orejas Medianas. Ligeramente redondeadas en las puntas, de ancha disposición y no abiertas indebidamente en la base.
Ojos Grandes, bien apartados y redondos. El color varía del amarillo al dorado. Cuanto mayor sea la profundidad y el brillo, mejor.
Cola Longitud mediana, recta.
Pelaje Textura fina, satinada y brillante, corto y muy denso.
Color Sable, champagne, azul, platino.
Descalificacione Cola torcida o anormal, manchas, ojos azules, oclusión dental defectuosa, restricción de torso distinta.
Cruces Admisibles Ninguno

Fotos de Burmese



Resumen
Fecha
Guía
Gato raza Burmese
Valoración
4

Comentarios

Comentarios