Gatos y toda la información sobre los gatos - elMundoGatos.com
Por qué piden los gatos comida todo el rato

¿Por qué piden los gatos comida todo el rato?

Es una de las preguntas más “populares” que me hacen. ¿Por qué piden los gatos comida todo el rato?

La respuesta es que la mayoría de las veces no es eso lo que están pidiendo. Lo que ocurre es que eso es lo que la gente ofrece cada vez que su gato les pide algo.

Si se les brinda la oportunidad, los gatos claman por muchas cosas.

Se desarrolla esa mala costumbre: el gato nos “chincha”, y le ofrecemos comida.

Como la comida despierta un instinto tan primario, el gato se puede distraer. Pero la mayoría de veces no es comida lo que necesitan, así que no es eso lo quepiden.

Normalmente, los gatos reclaman interacción.

Me resulta tremendamente irónico que la gente menosprecie a los gatos por considerar que no interactúan. Y, cuando verdaderamente reclaman su atención, dan por hecho que lo único que quieren es comida.

Una vez que entramos en sintonía con las necesidades de nuestro gato, perfeccionamos nuestras habilidades de descifrar por qué nos interpelan. La interacción con nuestros gatos usando técnicas como Muéstrame y el prestar atención a cuándo se valen del Girar Sobre Sí Mismo nos permitirá refinar las preguntas y respuestas, y hará realidad los verdaderos deseos de ambas partes.

Muchísimas veces, lo que mi gato quiere es a mí. James y RJ desean que me coloque en algún lugar en el que puedan colocarse ellos también. Olwyn reclama un abrazo y palabras bonitas sobre lo bien que cuida de todos nosotros.

gato pide comidaA Tristan le gusta que hagamos cosas juntos. Suelo acumular una pila de correo que repaso los fines de semana para asegurarme de que no se me ha pasado nada. Después, lo deshecho y lo echo a reciclar. Todos los sábados por la mañana, Tristan está deseando comenzar el “juego de los sobres”, porque precisamente le dejo que me ayude a abrir esos sobres.

Todas estas peticiones podrían confundirse fácilmente, pues los gatos siempre empiezan dando algún toquecito o acercando sus caras a la mía. En ese momento, lo único que sé es que quieren algo. No tengo por qué saber qué exactamente.

Pero tampoco me precipito a la hora de sacar conclusiones. Si vemos que nos exasperamos porque “¡te acabo de dar de comer!”, ¿no significa eso justamente que es poco probable que el gato esté reclamando comida? ¿No deberíamos esforzarnos más en dar con lo que nos está pidiendo realmente?

Varias son las veces en las que me he levantado, los he seguido por la casa, conversando (yo, verbalmente; ellos, con lenguaje corporal), y hemos terminado donde empezamos. Recibo un suave cabezazo en la espinilla que lleva escrito un “¿a que ha sido divertido?”, y se marchan a hacer alguna otra cosa.

Nos equivocaríamos si en estas ocasiones reaccionáramos concluyendo que “no querían nada”. ¡Querían pasar tiempo con nosotros! ¡Es tan halagador! ¡Y tan divertido!

También nos facilita el trabajo tener diferentes juegos. Así los gatos tendrán dónde ir y objetos contra los que restregar la cabeza, y de este modo veremos con mayor facilidad lo que desean.

Adelante. Preguntadles qué quieren.

Resumen
Fecha
Guía
¿Por qué piden los gatos comida todo el rato?
Valoración
4

Comentarios

Comentarios