Gatos y toda la información sobre los gatos - elMundoGatos.com
gato Bengalí

Bengalí

Personalidad

El gato Bengalí puede parecer un felino salvaje, pero los criadores insisten en que es tan adorablemente amigable y dócil como cualquier gato doméstico de pura raza. Los entusiastas los describen como gatos juguetones, sociables y energéticos con una generosa dosis de curiosidad felina y que quieren tener trato con sus dueños. No intimidándoles el agua, en ocasiones se unen a sus dueños para un chapuzón, siempre y cuando sea según sus reglas.
Aunque los gatos de calidad de exposición deben alejarse cuatro generaciones (F4) del gato leopardo para poder se exhibidos, los Bengalíes de las generaciones intermedias se venden como mascotas; por lo tanto, es importante saber lo que se está comprando al adquirir un Bengal. Antes de comprar un Bengalí de segunda generación (F2) o de tercera generación (F3), asegúrese de que está libre de problemas temperamentales.

Historia

La raza Bengalí se originó como un híbrido realizado por el hombre entre el gato leopardo asiático y el gato doméstico. El gato leopardo (Felis bengalensis) es un pequeño felino que habita el sur de Asia y se cree que es una de las especies de gatos salvajes más cercanas al antiguo antepasado común de todos los felinos.

El gato leopardo se asemeja en gran manera al gato doméstico, salvo por sus grandes ojos centelleantes, sus pronunciadas alfombrillas de inserción de los bigotes, sus largas patas y sus brillantes manchas de leopardo. Parece, de hecho, un leopardo en miniatura. El viaje del Bengalí hacia su reconocimiento como raza comenzó en 1963, cuando la criadora Jean Mill, de Covina, California, compró una gata leopardo en una tienda de mascotas. En ese tiempo, los gatos leopardos se podían comprar en Estados Unidos, aunque hoy en día es ilegar venderlos. Su objetivo no era crear una nueva raza; solamente quería una mascota diferente a las demás.

Después de varios años, Mill pensó que el gato estaba muy solo, por lo que metió un gato doméstico en la jaula para que le hiciera compañía. No esperaba que surgiera una relación amorosa, pero para su sorpresa, en 1965, la gata tuvo una camada.
Sólo uno de los gatitos sobrevivió, una hembra híbrida a la que Mill llamó Kin-Kin. Mill contactó con el Instituto de Medicina Veterinaria de la Universidad de Cornell, en Ithaca, Nueva York, para pedir consejo acerca de cómo tratar al híbrido, y le dijeron que Kin-Kin probablemente sería estéril. Eso, también, era falso. Kin-Kin creció, se apareó con su padre y tuvo dos gatitos. Uno era todo negro y había heredado el temperamento de un gato leopardo salvaje; se negaba a que nadie se le acercara. El otro, un macho con manchas, heredó la dulce disposición de un gato doméstico. Tras considerarlo, Mill decidió que crear una raza híbrida sería beneficioso para la difícil situación en la que se encontraban los gatos leopardos. Mill estaba consternada por el sufrimiento de los cachorros huérfanos que eran tomados por cazadores y vendidos a tiendas de mascotas americanas. Por lo general, los gatos terminaban en zoos cuando los cachorros crecían y se volvían a un modo de vida salvaje. Mill quería dotar al mercado americano con un sustituto con manchas que fuera aceptado.

En los primeros cruces de gato leopardo con Gato Doméstico de Pelo Corto, los gatitos macho eran estériles, como ocurre con muchos híbridos. Las hembras a menudo eran fértiles, como lo también lo serían los machos de generaciones subsecuentes. Sin embargo, muchos de esos primeros gatitos híbridos se convirtieron en gatos nerviosos de temperamento impredecible, similar al de sus parientes salvajes. Fue solo después de varias generaciones que el temperamento de los gatos bengalíes era más predecible.
El estándar del gato Bengalí, al contrario que para otras especies felinas, incluye una descripción del temperamento ideal del gato, describiéndolo como seguro, alerta, curioso y amistoso. Para prevenir que problemas temperamentales se perpetúen en la raza, cualquier signo evidente de desafío descalifica al gato. La Asociación Internacional del Gato (TICA) requiere que los gatos de exposición sean apareados Bengal con Bengal durante al menos cuatro generaciones para asegurar un temperamento dócil.

Sin embargo, en algunas asociaciones el Bengalí aún se considera el infiltrado en las fiestas de etiqueta de gatos. La Asociación de Entusiastas del Gato (CFA) no acepta ninguna raza con sangre salvaje y sólo cinco asociaciones (la Asociación Internacional del Gato [TICA], la Asociación Canadiense del Gato [CCA], la Organización de Felinos Unidos [UFO], la Asociación de Gatos Tradicionales [TCA] y la Federación de Entusiastas del Gato [CFF]) permiten que los Bengal sean expuestos. La Asociación Americana de Entusiastas del Gato (ACFA) acepta la inscripción de los Bengal, pero no se les permite entrar en los salones de exposición por preocupaciones sobre el temperamento de la raza. Las preocupaciones que se mencionan incluyen timidez extrema, agresión (varios jueces han sido mordidos) y desconfianza de la gente y otros animales.

Conformación

Las manchas del gato Bengalí están alineadas horizontalmente, más que aleatoriamente o en configuración atigrada. Se prefiere que las rosetas estén formadas alrededor de un centro más rojizo, dispuestas en forma de semicírculo. Se enfatiza en el contraste entre las manchas y el color de fondo; en un gato de calidad de exhibición los bordes deben ser claros y el patrón bien marcado. En el patrón marbled, las marcas provienen del gen del atigrado clásico, pero la apariencia en conjunto es aleatoria, dando la impresión de mármol.

Los Bengalíes a menudo tienen un “gen brillante” que confiere al pelaje un brillo iridiscente, como si estuvieran cubiertos con escarcha templada. Se han desarrollado tres variaciones recesivas de manto: el snow leopard, el marbled y el snow marbled. Estos tipos son bastante raros.

Precio gatitos

Entre 500€ y 800€.

Características de gato Bengalí

General El objetivo del programa de cría de Bengalí es crear un gato doméstico con rasgos físicos característicos de los pequeños felinos salvajes de los bosques, pero con el temperamento cariñoso y fiable un gato doméstico.
Cuerpo Largo y grande, pero no oriental ni extranjero; osamenta robusta, nunca delicada; muy musculoso.
Cabeza Cuña modificada hacia lo ancho con contornos redondeados; hocico amplio y lleno con grandes y prominentes almohadillas de inserción de los bigotes y con mejillas pronunciadas; nariz grande y ancha, ligeramente acolchada; la nariz tiene una ligera curva cóncava.
Orejas Medianas a pequeñas, cortas, con una base ancha y puntas redondeadas; situadas en los extremos de la cabeza, bien distantes entre sí.
Ojos Ovalados; pueden ser ligeramente almendrados; grandes; bien separados. Seal lynx point: azul; seal sepia tabby or seal mink tabby: verde azulado.
Cola Espesa, estrecha al final con la punta redondeada.
Pelaje Longitud de corta a media; textura espesa, frondosa e inusualmente suave al tacto.
Color Marrón atigrado, seal lynx point, seal sepia tabby/seal mink tabby.
Descalificacione Cualquier signo de desafío evidente. Privado de premios: Vientre sin manchas; almohadillas plantales de colores diferentes o de colores no consistentes con la descripción de color de su grupo.
Cruces Admisibles Ninguno.

Fotos de gato Bengalí

Resumen
Fecha
Guía
Marta
Valoración
4

Comentarios

Comentarios