Gatos y toda la información sobre los gatos - elMundoGatos.com
British Shorthair

British Shorthair

Personalidad

Si está buscando un gato que saqueará su nevera y se columpiará en las arañas del techo, entonces el British Shorthair no es lo que anda buscando. Los Brits son gatos tranquilos, de temperamento ecuánime, poco exigentes, con un poco de reserva típica británica, especialmente en el primer encuentro. Cuando superan su timidez inicial, se vuelven compañeros extremadamente fieles. Los British Shorthairs tienden a mostrar su lealtad a la familia entera en lugar de elegir una sola persona a la que unirse. Los criadores de British Shorthairs los describen como de perfil bajo, dulces y cariñosos pero no son gatos de tipo pegajoso y relamido. Tienden a ser independientes y si se les deja solos se adaptan bastante bien.

Historia

El British Shorthair es oriundo del Reino Unido de la misma manera en que el American Shothair lo es de los Estados Unidos. Hace mucho tiempo fue llevado allí desde otro lugar. Sin embargo, el progenitor del British Shorthair es seguramente la raza de gato más antigua del Reino Unido y vagaba por el Reino Unido durante siglos antes de que sus primos viajasen al Nuevo Mundo. El progenitor del “Brit” era un gato callejero común en su día conocido como Shorthair Europeo. Esta raza (cuyas características son mucho más distintas de los “Brits” que usted verá en exhibiciones actuales), llegó al Reino Unido hace unos 2.000 años, por cortesía del Imperio Romano. Los romanos, que cuidaban gatos como mascotas y para el control de roedores, transportaron esta raza de pelo corto al norte de Europa y eventualmente a sus provincias aledañas en las Islas Británicas. Durante siglos este gato robusto vivía en las callejuelas y graneros de Gran Bretaña. A finales del siglo XIX el criador de gatos Harrison Weir, célebre por sus contribuciones a la emergente afición a los gatos, fue clave para establecer al British Shorthair como una raza oficialmente reconocida. Gracias a sus esfuerzos, los British Shorthairs participaron en la primera exhibición de gatos de Inglaterra que se celebró en el Crystal Palace en Londres y rápidamente se hicieron populares entre los aficionados a los gatos británicos. Justo al terminar el siglo, los gatos de pelo largo exóticos empezaron a ganar favor entre los aficionados a los gatos y los British Shorthairs ya no eran tan populares. No obstante, esta raza de gato aguantó hasta que el caos de la Segunda Guerra Mundial diezmó la raza (al igual que muchas otras razas europeas). Después de la guerra, los criadores se dedicaron a conservar al British Shorthair y obtuvieron permiso del Consejo Británico de Aficionados al Gato para cruzar sus Brits con otras razas de gato para reconstruir el patrimonio genético. Se cruzaron persas en los linajes ya existentes y razas de pelo corto tales como el Chartreux fueron añadidas también. Estos esfuerzos transformaron al Brit a su tipo actual: un gran, poderoso mini oso de peluche con una cara grande y redonda y una actitud plácida. Los aficionados al gato americanos prestaron poca atención al British Shorthair hasta los años Sesenta y no fue hasta 1970 que la ACFA (Asociación de Aficionados a los Gatos Americana) reconoció a los British Shorthairs azules bajo el nombre ya obsoleto de “British Blue” (el azul era y sigue siendo el color más común tanto en los EE.UU. como en el Reino Unido, debido a la gran cantidad de Chartreuxes y persas azules que fueron cruzados en los linajes después de la guerra). La raza poco a poco ganó adeptos en los EE.UU. y entre 1970 y 1980 las asociaciones que quedaban aceptaron al Brit en las asociaciones de aficionados de gatos en Norteamérica.

Conformación

Al igual que el Shorthair Americano, el British Shorthair es famoso por su salud y vigor. La raza es de tipo macizo en su diseño, compacto y poderoso con una cara redonda y grande y la cabeza también grande. Este tipo de cabeza distingue a la raza de otras razas desarrolladas de shorthairs domésticos. Un pelo muy denso, corto y resistente es importante en el British Shorthair de exhibición. El pelo tiene un tacto sólido, como hundir los dedos en terciopelo firme y cálido. La capa de pelo no es doble o lanoso, lo cual hace que su cuidado sea más sencillo; sin embargo un cuidado del pelo regularmente realizado es importante. Aunque el color azul es el más común, el British Shorthair viene en una variedad de colores y patrones.

Precio gatitos

Entre 500€ y 1000€.

Características de British Shorthair

General El British Shorthair es un gato compacto, bien equilibrado y poderoso con un pelo corto muy denso.
Cuerpo De tamaño mediano a grande, fornido y poderoso; espalda nivelada, pecho profundo y ancho.
Cabeza Redonda y maciza; fijada a un cuello corto y grueso; cara redonda; frente redondeada levemente plana en la parte superior de la cabeza; mentón firme y bien desarrollado; hocico distintivo y bien desarrollado con un tope marcado más allá de las almohadillas de bigotes grandes y redondas; nariz de tamaño mediano y ancho y visto de perfil, con leve hundimiento.
Orejas Orejas de tamaño mediano, redondeadas en las puntas, colocadas muy separadas encajando en el contorno redondeado de la cabeza.
Ojos Ojos grandes y redondos, bien abiertos y muy separados. El color depende del color del pelo.
Cola Cola de longitud mediana, más gruesa en la base y afilandose hasta acabar en una punta redondeada.
Color Cualquier color o patrón exceptuando aquellos que muestren evidencia de hibridación tales como el chocolate, lavanda, el patrón himalayo o estas combinaciones conjuntamente con el blanco.
Descalificacione Color de ojos incorrecto, defectos de la cola, pelaje largo o lanoso, manchas blancas o pequeñas regiones blancas en el pecho o en la barriga; cualquier prueba de mala dentición o mala oclusión.
Cruces Admisibles Ninguno.

Fotos de British Shorthair

Resumen
Fecha
Guía
Gato raza British Shorthair
Valoración
5

Comentarios

Comentarios